Ir al contenido

Rodrigo Barrera, Gerente del Proyecto: Chuquicamata Subterránea en la voz de uno de nuestros Ingenieros

Un verdadero hito representa para la minería chilena la reciente inauguración del megaproyecto Chuquicamata Subterránea. 

Diversas autoridades de Gobierno, encabezadas por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, ejecutivos y especialistas del ámbito de la minería llegaron hasta la ciudad de Calama para ser parte de la puesta en marcha de uno de los principales proyectos estructurales de Codelco.

La inauguración también marcó la despedida de Nelson Pizarro de la presidencia ejecutiva de Codelco. En la ocasión, el saliente ejecutivo realizó un recuento de los desafíos involucrados y agradeció a todos los que colaboraron, “lo que permitirá a Chuquicamata seguir aportando al país por al menos los próximos 40 años”.

Uno de los involucrados en primera línea de esta gran iniciativa es el Ingeniero Civil de Minas y egresado del Diploma en Economía de Minerales de la Universidad de Chile, Rodrigo Barrera, quien se desempeña como Gerente del Proyecto Chuquicamata Subterránea y que comentó algunos aspectos de lo que representó haber participado en su materialización.

  • ¿Cuáles fueron los principales desafíos a nivel profesional que este trabajo le demandó?
  • Obviamente un proyecto de esta magnitud tiene una cantidad innumerable de retos técnicos que fueron abordados considerando el mejor estado de arte a nivel mundial. El reformular un proyecto en plena construcción requirió volver a generar confianza con distintos stakeholders como el directorio de Codelco, Cochilco, Sernageomin, etc. Pero sin lugar a dudas el mayor desafío fue orquestar un equipo de trabajo propio del orden de 400 profesionales que hicieran que más de 11.000 trabajadores contratistas entendieran la importancia de estar construyendo el proyecto más importante de Chile y que tuviesen una actitud proactiva en términos de productividad y seguridad que nos permitiera llegar a tiempo con el CAPEX comprometido.  

 

  • ¿A qué dificultades se enfrentaron?
  • En un principio a no tener una cultura subterránea en el norte a gran escala. Posterior a aquello tuvimos más de 40 contratos de construcción operando en paralelo, lo que requirió un esfuerzo de planificación y logística tremendo. Por último, y no menos importante, el desafiar los ritmos de avance por sobre lo que indicaba el benchmarking con el fin de asegurar los plazos comprometidos y por tanto el valor de Chuquicamata. Nunca olvidaremos que el 24 de enero 2018 tuvimos un accidente fatal que nos golpeó fuertemente, a lo cual tuvimos que revisar nuestros procesos con detalle para tener mayor control en las actividades que ejecutamos.

 

  • ¿Qué representa en su desarrollo profesional haber sido partícipe del proyecto Chuquicamata Subterránea?
  • El haber liderado el megaproyecto más importante de Chile, teniendo a cargo un equipo de primer nivel es un logro del cual siempre estaré orgulloso y agradezco a todos que de manera directa o indirecta apoyaron en la materialización de la transformación de Chuquicamata.

Mina Chuquicamata Subterránea es parte de un plan estratégico que representa parte importante del futuro de la empresa estatal y que consiste en la transformación del rajo abierto más grande del mundo en una gigante operación subterránea, que permitirá explotar parte de los recursos que quedarán bajo el actual rajo. La iniciativa considera la explotación por medio de macro bloques, con el proceso de extracción block caving, en una mina subterránea que comprende cuatro niveles de producción.